¿Alabanza en Espíritu y en Verdad?

El último día del festival, el más importante, Jesús se puso de pie y gritó a la multitud: «¡Todo el que tenga sed puede venir a mí! ¡Todo el que crea en mí puede venir y beber! Pues las Escrituras declaran: “De su corazón, brotarán ríos de agua viva” Juan 7:37-38

Adoración no es una cuestión de música, es un asunto de agrado; tu adoración es aquello por lo cual vives, la razón de tu vida, por lo que palpita tu corazón, por lo que te levantas cada mañana, lo que más amas, tu interés por encima de todo lo demás… ¡A quien tu adores ese es tu Dios ó tu dios!

Entonces si la adoración no es alabanza, ¿por qué hablar de una alabanza en espíritu y verdad? Porque toda alabanza a Dios es adoración, todo verdadero adorador sabe alabar.
La adoración abraza completamente la alabanza.

¿Qué es entonces alabanza en espíritu y verdad?

En Juan 4 encontramos la historia de una mujer que fue a un pozo a sacar agua y se encontró con Jesús (que intencionalmente la estaba esperando), Él a través de unas preguntas le hizo ver su condición de sedienta emocional y espiritual, no lo hizo con la intención de exhibirla sino para saciarla; después de la extraña conversación Él se le reveló como el agua de vida, la persona que bebiera de ella, no tendría sed jamás.

Cuando ella entendió y creyó que Jesús era el esperado Mesías le preguntó: ¿dónde debo adorar? Él le contestó que ni en este monte ni en el otro, que la adoración debería ser en espíritu y verdad, ¿qué es esto?

Creo que hoy en día entendemos muy bien que adoración no se trata de un lugar, aunque todavía hay gente que “adora” a Dios más en los congresos prendidos que en los tiempos de alabanza en su iglesia ó peor aún, que en su intimidad; adoración a Dios es nuestra primera y total razón de vivir, es la actitud correcta ante Él, nuestro espíritu, mente y corazón calibrado correctamente con Su Espíritu y Su Voz.

Una Alabanza en espíritu y verdad surgirá de la convicción de Su Palabra aún por encima de lo emocional y racional, ¿Quiere decir que no incluye emociones y razonamiento?. Si las incluye, pero hay un gobierno de lo que creo por encima de lo que siento y pienso; la alabanza a Dios tiene que ser con el corazón (siéntela) y con el entendimiento (razona lo que cantas) pero sobre todo CREE pues si está inspirada en Su Palabra es Verdad.

cantando salmos e himnos y canciones espirituales entre ustedes, y haciendo música al Señor en el corazón. Efesios 5:19

Oraré en el espíritu y también oraré con palabras que entiendo. Cantaré en el espíritu y también cantaré con palabras que entiendo. 1Cor 14:15b

Pero ¿cómo surgió el deseo de adorar en una mujer que tenía una vida inmoral? ¡Porque ella había sido saciada! Conoció al único digno de adoración. Solo es hasta que tenemos una vida de adoración a Dios que entonces encontramos la plenitud, mientras tanto, nuestro corazón seguirá sediento buscando encontrar en el agradar a otros o a nosotros mismos nuestra plenitud.

La alabanza no es para cubrir un tiempo, o poner un ambiente, existe porque es inevitable para un adorador no alabar, no se puede callar a un corazón saciado; de este siempre brotará gratitud, alabanza, adoración en cualquier momento y en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia y ante cualquier estado de ánimo. La verdadera alabanza es como un poderoso río que atraviesa desiertos y hace que de la sequía vuelva a surgir nueva vida… ¡de todo corazón saciado brotará y fluira agua viva!¡Que todo lo que respira cante alabanzas al Señor! ¡Alabado sea el Señor! Sal 150:6

Que todo lo que soy alabe al Señor; con todo el corazón alabaré su santo nombre. Sal 103:1

Cantaré al Señor mientras viva. ¡Alabaré a mi Dios hasta mi último suspiro! Salmo 104:33

Canten a él; sí, cántenle alabanzas; cuéntenle a todo el mundo acerca de sus obras maravillosas. Sal 105:2

Alabamos a Dios por qué no podemos callar nuestro corazón…

Alabamos a Dios no por como nos sintamos ó por lo que pensamos…

Alabamos a Dios no sólo por lo que hace, si no por quién es…

¡Él es digno de ser alabado! ¡Todo lo que respira alabe a Dios!

Bendiciones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *