Alabanza Corporativa

Como líderes de alabanza y adoración, es nuestra responsabilidad generar una experiencia de adoración corporativa con nuestra iglesia. Nuestras congregaciones nos ven y necesitan que les enseñemos cómo conectarse con Dios durante nuestro tiempo de adoración. Están literalmente siguiendo nuestro ejemplo.

He aprendido con el tiempo que la mayoría de la gente en la congregación expresará aproximadamente la mitad de la energía que los que están en la plataforma ministrando. Entonces, ¿cómo podemos inspirar a nuestro equipo a ser mas acertivos en dirigir la alabanza y motivar a la congregación? Debemos crear compromiso y pasión auténtica desde el escenario. En este post quiero compartirte cinco maneras que te ayudarán a lograrlo:

1.-Enséñalos a ser libres en la adoración. Tus palabras tienen peso, recuérdales constantemente a tu equipo que está bien que sean físicamente expresivos en la adoración. Antes de subir a ministrar en cada reunión debes recordárselos, así lo mantendrán fresco en sus corazones y mente.

2-Muéstrales lo que esperas de ellos. Enséñales con tu ejemplo. Como tu diriges el equipo, tienes que estar dispuesto a hacer lo que estas pidiendo que hagan y aún más. Tu equipo debe ser capaz de mirarte y aprender como debe hacerse.

3.-Enséñales lo que la Biblia dice acerca de la expresión física en la alabanza y adoración. No hay mayor recurso que la Palabra de Dios para instruir y alentar, de esta manera, ya no se trata de tus preferencias personales; se trata de lo que la Palabra de Dios nos ordena que hagamos. Los Salmos son un gran recurso para esto.

4.-Muéstrales cómo se ven en el escenario. En nuestra iglesia tenemos el beneficio de tener equipo de video, esto nos permite mirar la plataforma desde diferentes ángulos y puntos de vista; sin embargo, no necesitas mucha tecnología para lograr esto. Puedes configurar una cámara de vídeo o incluso un celular en un amplio plano de la plataforma, y registrar lo que sucede durante la adoración, después podrán verlo, sentarte con todo el equipo y revisarlo juntos. Es importante no señalar los defectos, mas bien el objetivo es que vean la diferencia entre lo que piensan que están proyectando y la realidad. Esto a menudo es suficiente para que ellos cambien por sí mismos.

5.-Impúlsalos a buscar profundamente a Dios. Este punto es muy importante, no podemos ministrar lo que no tenemos. En la manera en que nosotros y nuestro equipo vivamos una profunda relación con Dios, podremos reflejar esa verdadera pasión que otros necesitan ver. Así de sencillo, crea tiempos especiales de adoración y enseñanza práctica con ellos, donde puedan adorar y compartir experiencias juntos. No lo hagas el día de los ensayos, escoge otro día para realizarlo. Al convocar a tu equipo a estas reuniones podrás conocer quienes de ellos asisten y tienen un profundo deseo de conocer más a Dios.

Además de estos cinco puntos, una de las cosas más importantes que puedes hacer es animar siempre a tu equipo. Lo último que quieres es un equipo avergonzado y aprensivo, tu equipo de alabanza nunca debe sentirse que estás juzgándolos (especialmente en un área muy personal como esta), aplaude el esfuerzo que ves y asegúrate de equilibrar tus críticas con mucho amor y aliento, diles que estás orgulloso de ellos cuando toman medidas en la dirección correcta.

Ayuda a tu equipo a comprender el papel fundamental que desempeñan en dirigir a la congregación en la adoración; muéstrales la importancia de su reflejar en el exterior lo que ocurre en su interior mediante su conexión con Jesús, al hacerlo, aumentará el compromiso de la congregación en los tiempos de alabanza y adoración. Amales y guíalos, seguramente tendrás resultados increíbles!

Bendiciones.

Alex.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *